Pocas cosas son tan impresionantes como estar en mar abierto…

Pero antes de poder salir, esta el pago del hangar, el capitán y la tripulación, las bebidas, carnada, el servicio de la embarcación, las cañas, combustible,

y la lista puede ser larga.   Estamos seguros que estas NO fueron las razones por las cuales decidió obtener un barco.

 

Nosotros podemos hacer que sus días en el mar sean mas placenteros.

Nos encargamos de TODO, para que usted se dedique a disfrutar.